[av_textblock size=” font_color=” color=”]
Después de unas merecidas vacaciones, nuestras unidades de estimulación cognitiva, han arrancado con mucha ilusión un nuevo curso. Queremos enseñarles, que hemos estado trabajando en cada una de ellas.
[/av_textblock]

[av_textblock size=” font_color=” color=”]
En la unidad de Güímar, les preguntamos  que actividades les gustaría hacer en este nuevo curso y todas han coincidido en que querían ponerse guapas y para ello querían empezar con las manos, tan importantes para todo, por eso hemos realizado un Taller de manicura.

Algunas, nunca se habían pintado las uñas, sin embargo otras ya tenían muchísima experiencia. Ellas se han quitado la pintura que tenían con quitaesmalte, luego por grupos se han ido pintando las uñas las unas a las otras, y una vez estuvieran secas, nos hemos dado un masaje en las manos.

Muy pronto repetiremos
[/av_textblock]

[av_gallery ids=’38865,38866′ style=’thumbnails’ preview_size=’portfolio’ crop_big_preview_thumbnail=’avia-gallery-big-crop-thumb’ thumb_size=’portfolio’ columns=’5′ imagelink=’lightbox’ lazyload=’avia_lazyload’]

[av_textblock size=” font_color=” color=”]
Mientras, en Tegueste arrancan con más fuerza que nunca y han querido que les enseñáramos todo lo que hacen en la unidad los martes y jueves de 16 a 20h.

Pilar  llegó a la UEC con dolor de pies, le encanta bailar e ir de excursión, pero ¡con este dolor de pies…!Al llegar a ACUFADE le comentó la molestia a nuestra FISIOTERAPEUTA – Irene Pérez, le trató la zona y se alivio

A Hortensia, le tocó hacer unos ejercicios de equilibro con Irene. “Confío mucho en ella y sé que todas las actividades que me manda son para mi bien. Es un gran apoyo para mí y me ayuda a sentirme físicamente mucho mejor, además siempre me saca una sonrisa”   ¡Gracias Irene!

También hicimos una dinámica muy divertida  de presentación, ya que Nayra, comienza hacer sus practicas en la IEC.La dinámica consiste en realizar llamadas telefónicas. Utilizando dos teléfonos (simuladores), una persona llamará a otra y conversarán sobre algo de sus vidas, con el objetivo que ella los/las conozca.

En manualidades, estamos haciendo un movil. Lo primero que hicimos fue hacer muchísimas bolitas de seda, para luego pegarlas en unas siluetas de animales (mariposas y pájaros). A continuación, recortamos dichas siluetas para pegarlas por delante y detrás, y que se pueda ver por ambos lados. En estos momentos seguimos en construcción…. Prometemos sacar fotos de nuestros trabajos terminados. Esperamos que les gusten como a nosotrxs. “Gracias Carmen nos está quedando precioso“, comenta Meña.
[/av_textblock]

[av_gallery ids=’38867,38868,38869,38870,38871,38872,38873,38874′ style=’thumbnails’ preview_size=’portfolio’ crop_big_preview_thumbnail=’avia-gallery-big-crop-thumb’ thumb_size=’portfolio’ columns=’5′ imagelink=’lightbox’ lazyload=’avia_lazyload’]

[av_textblock size=” font_color=” color=”]
ANECDOTAS E HISTORIAS DE NUESTROS SABIOS/AS.

Cuántas cosas aprendemos de cada uno de ellos/as. Hoy les dejamos con 2 historias de nuestros sabios/as  de Tegueste.

  1. “Amor con destino Venezuela”

Nuestras compañeras Concha y su hermana Candelaria, hoy nos contaron una anécdota que nos trasladó a esa época juvenil, de ilusión y locura, en la que cualquier cosa podía ocurrir:

– Como buenas veinteañeras de la época, tuvimos que emigrar a Venezuela para “buscarnos el pan”. Buena sorpresa fue, que en esta tierra de pasiones, oportunidades y de salvación, encontramos a nuestros futuros maridos y hombres de nuestras vidas. Las dos, cada una, al suyo. Cosas del destino, llamémoslas como quieran, nuestros amores, nuestros acompañantes de camino, no eran Venezolanos, eran Teguesteros y habían estado toda nuestra vida a “un tiro de piedra”, teniendo que conocerlos en esta tierra de ilusión llamada por algunos “la octava isla”.

  1. “Catre de viento”

Como no podía faltar en nuestras tardes de ACUFADE, una anécdota divertida nos sacó esas carcajadas tan merecidas y apreciadas por nuestras luchadoras y guerreras de vida.

– Una noche más, entre tantas noches de infancia, me dirigía a dormir con mi prima. Tan suerte tuvimos que acabamos durmiendo en la cama de abrir y cerrar, o como era conocida entonces “Catre de Viento”.

Mi tío, me había advertido, ¡Cuidado si te levantas a media noche, que la cama se vuelca! Como no, llegó la media noche, me levanté a orinar a la “vasinilla” y tal fue mi olvido que me bajé por el lado que no era, provocando el vuelque de la cama, eso sí, ¡Con mi prima dentro! ¡FUERTE CATRE DE VIENTO!
[/av_textblock]