Concha nos alegra las tardes de martes y jueves en la Unidad de Estimulación Cognitiva de Tegueste. Si decimos que tiene “Un Don” el suyo es el de la espontaneidad, pues Concha hace siempre “lo que me da la gana, que ya bastante dejé de hacer en el pasado”. Si le preguntas cuál es su afición, te dirá “DORMIR”, qué le gusta hacer “COMER”,  cuál es su sensación preferida “LOS RAYOS DE SOL EN LA CARA”, qué hace los domingos “DESCANSAR COMO EL SEÑOR MANDA”. Concepción llegó a Acufade siendo algo tímida, de esas personas que necesitan que les muestren para abrirse. Cruzó la puerta con su hermana Candelaria, la cuál en ocasiones incluso hablaba por ella; hoy por hoy, PRESUMIMOS DE CONCHA, nos ayuda en todo, es empática y equitativa con sus compañeros/as, bromista, cariñosa y nunca deja de mostrarnos su sonrisa, si algo no le gusta, ¡lo dice! y si algo llama su atención ¡LO DISFRUTA al máximo!. Nuestra protagonista de hoy, es una mujer que ha roto barreras de época, edad y sexo, además se supera cada día.

¡Felicidades Concha, eres todo un ejemplo a seguir!
I
En la UEC Acufade el momento de manualidades no solo se convierte en un espacio para crear, también es un lugar de compartir. Nuestra trabajadora Carmen pone todas sus fuerzas en hacer especial este momento y como siempre, lo que con cariño se hace, con cariño se recibe. Cada semana en manualidades no solo diseñamos, pintamos, encolamos, formamos,… también escuchamos, apoyamos y creamos vínculos preciosos.

¡Trabajamos por construir más momentos, compartimos miradas de admiración y cariño!
I
Al centro de la UEC Tegueste ha llegado una nueva profesional ¡Macu! Ha tocado con fuerza nuestra gran puerta y se ha unido a esta maravillosa familia que es Acufade. Con las mismas ganas que ha venido ella, la hemos recibido nosotros/as. Creemos que viene a enseñarnos muchas cosas, a apoyarnos emocionalmente, a desplegar sus expertas alas y se lo agradeceremos día a día con todo nuestro cariño, llenando su diario de sabias historias y haciendo que no haya un día que cruce la puerta hacia la calle con una sonrisa en su cara.

I

I

I