Con motivo del Día de la mujer celebrado el 8 de Marzo, se nos ocurrió auto regalarnos unas preciosas rosas. Para poder conseguir nuestro objetivo, tuvimos que trabajar muy concentradas y sobretodo con mucho entusiasmo y amor.Comenzamos pintando de rosado, cartones de huevo. A continuación recortamos unas hojitas desde una cartulina verde. Una vez secos los cartones de huevos, les dimos forma de flor. Terminamos montando las preciosas rosas encajándolas en un palo de madera. ¡Qué bonito nuestro rosal de ACUFADE! – ¡Sin espinas! Jajajaja.