Después de varios años Acufade continua su lucha contra el Alzheimer, esta vez por un pellizquito en las subvenciones anuales del IRPF. Este año ha caído en La Matanza, y esperamos que para el próximo podamos conseguir una para el nuevo centro de Granadilla. Estamos muy contentos/as porque la subvención iba destinada a la compra de un vehículo adaptado que bien falta nos hacía. Esta semana ya lo hemos estrenado y la furgoneta se ha llenado de alegría. Ver la cara de felicidad de nuestra gente es lo que nos anima a seguir luchando por y para ellos/as.